El olor de la goma de borrar Milan 430

El olor de la goma de borrar Milan 430

Un olor guarda la posibilidad de teletransportarnos rápidamente a otro momento de nuestra vida

¿Qué olor tiene un primer lugar en tu memoria olfativa? Probablemente sea el de una goma de borrar, ese que nos sorprendió en nuestro primer descubrimiento de otro mundo de comunicación unido a la palabra escrita en el colegio. El sentido del olfato está directamente relacionado con nuestro sistema cerebral límbico regulador de nuestras emociones.

images (1)

La goma de borrar se convertía en una aliada extraordinaria para hacer desaparecer lo que no nos gustaba o no nos salía bien. Es probable que cada vez que olemos una goma nueva nuestra imaginación nos lleve a algún momento del pasado en el que hacer “desaparecer” algo formaba parte de lo cotidiano.

Ya adultos en ciertos momentos de nuestra vida desearíamos fervientemente tener una para borrar aspectos nuestros y de nuestra vida difíciles de manejar. Claro que no es posible ¿o si?. Nuestro cerebro tiene la clave, si nos instala los recuerdos emocionales ¿podemos recomponer aquellos que no nos gustan? La respuesta es si.

La programación neurolingüística (PNL) va de esto (y de otras muchas cosas) pero básicamente de esto, es una herramienta potentísima para ayudarnos a extraer recursos personales que ni siquiera sabíamos que teníamos para transformar y cambiar nuestras vidas. Unida al Coaching la magia está asegurada.

No tenemos una goma de borrar y si un cerebro, y si la capacidad de transformar nuestras emociones negativas en positivas, nuestros recuerdos más duros en anécdotas y las limitaciones más frustrantes en palanca de cambio y transformación. Desde el desarrollo de estas dos disciplinas Coaching y PNL y con el avance del conocimiento sobre la neuroplasticidad cerebral cada vez somos más dueños de nuestra vida. Cada vez más dueños de nuestro destino.

Conduce tu destino y ¿Feliz buena vida?