Encuentra tu Ikigai. Vida plena, significativa y feliz.

Encuentra tu Ikigai. Vida plena, significativa y feliz.

Encuentra tu Ikigai. Vida plena, significativa y feliz.

¿Alguna vez te has preguntado para qué te levantas cada mañana? ¿Qué es lo que te impulsa y te llena de energía? De una manera sencilla ¿Cómo es la cara que ves en el espejo del baño? Cuando tienes un propósito, conectas con tu ikigai, afrontas cada día y cada decisión con seguridad y determinación.

En el ajetreo diario, es fácil perderse en la rutina y olvidar el propósito subyacente detrás de nuestras acciones. Sin embargo, descubrir tu Ikigai, lo que te gusta y motiva, impulsa cada movimiento que haces en tu carrera, te motiva a superar desafíos y te conecta con una sensación profunda de logro.

¿Qué es el Ikigai?

El concepto de Ikigai proviene de Japón y es una palabra que fusiona «iki» (vida) y «gai» (razón), traduciéndose aproximadamente como «la razón de ser» o «la razón para levantarse por la mañana». Ikigai representa la convergencia de cuatro elementos fundamentales en la vida de una persona:

  • Lo que amas (tu pasión)
  • En lo que eres bueno haciendo tu vocación
  • Lo que el mundo necesita (tu misión)
  • Lo que te pagan por hacer (tu profesión)

El Ikigai es el punto en el que estos cuatro elementos se intersectan, creando un espacio de propósito y significado. En otras palabras, es el equilibrio perfecto entre lo que disfrutas, en lo que eres competente, lo que el mundo requiere y lo que te proporciona sustento económico.

Imagina tu vida diaria como una danza entre tus responsabilidades profesionales y personales. Encontrar tu Ikigai es como descubrir la música que te guía en esa danza. Te brinda una dirección clara, un propósito que va más allá de la rutina diaria y te conecta con un sentido más profundo de satisfacción y plenitud.

Todos Necesitamos un Ikigai. Vivir con propósito.

Cómo descubrir tu propósito. Claves.

Explórate

Reflexiona sobre tus valores, fortalezas, pasiones y lo que consideras significativo en la vida. Hazte preguntas profundas para entender mejor quién eres y qué te impulsa, contéstate sin miedo.

Experimenta

No tengas miedo de probar cosas nuevas. La experimentación te permite descubrir lo que te gusta y lo que no. Aprende de cada experiencia para refinar tu comprensión de tu propósito.

Escúchate

Date permiso para escucharte en silencio, obsérvate sin prejuicios. Presta atención a tu intuición y a lo que te dice tu corazón. A veces, la clave para descubrir tu propósito está en sintonizar con tus sentimientos más profundos. Y cuando sientas la sintonía, hazte caso, no dudes, no juzgues.

Adopta la postura del aprendiz

 La búsqueda del propósito es un viaje continuo. Aún más es una actitud ante la vida. Es importante que no pierdas de vista ajustar y modificar tu propósito a medida que evolucionas y creces. En las filosofías yóguicas se dice “lo que no se experimenta no se aprende” Con demasiada frecuencia dejamos de lado el valor de nuestra experiencia, de lo que ella supone, para centrarnos en las consecuencias de tanto deseadas como no de nuestros actos. Cuando nos hacemos conscientes de la importancia que tienen las experiencias como maestras de vida adoptamos la actitud del aprendiz. Todo lo vivido tiene un sentido, todo nos aporta, nos informa. Cambiamos juzgarnos por comprendernos, descubrimos que hay muchos caminos por explorar si nos atrevemos. Así llenamos nuestra mochila vital de contenido útil en lugar de frustraciones y expectativas no satisfechas.

Alinéate con tus valores

El propósito está estrechamente vinculado a nuestros valores fundamentales. Al alinear nuestras acciones con lo que valoramos, creamos coherencia y congruencia en nuestra vida. La Programación Neurolingüística (PNL) y el Coaching son enfoques modernos orientados hacia la creación de vidas más satisfactorias tanto en el presente como en un futuro más o menos cercano. Cuando buscamos una mejor profesión donde nos podamos sentir realizados, una vida en pareja, una buena salud física y mental o una economía que nos dé bienestar, lo hacemos de acuerdo con nuestros valores, aunque no seamos conscientes de ello.

La trascendencia del Ikigai – tu propósito

Vivir acorde con tu identidad.

Descubrir el propósito personal es como destapar un tesoro oculto. Nos ayuda a entender quiénes somos realmente, lo qué nos motiva, esencialmente lo que nos hacer felices en sentido profundo. Al identificar y abrazar nuestro propósito, ganamos un sentido más profundo de identidad y autenticidad. Especialmente porque al profundizar en el descubrimiento de nuestra identidad mejoramos exponencialmente nuestro autoconcepto. Nos valoramos desde quién somos lo que conlleva grandes dosis de aceptación y desarrollo. Aceptación porque somos capaces de ver tanto nuestro lado luminoso como el que nos causa más incertidumbres, nos damos cuenta de que somos seres completos con luces y sombras y ambas nos construyen dejando poco espacio para la sobrevaloración o la infravaloración. En este sentido somos capaces de vivir en equilibrio.

Crecer de manera resiliente

La resiliencia es la capacidad que tenemos los humanos de adaptarnos a situaciones adversas o no deseadas. Lo que conlleva superar momentos críticos superando dificultades y angustias.

Cuando enfrentamos desafíos en la vida, tener un propósito claro nos proporciona un anclaje emocional. Actúa como un faro que nos guía incluso en las tormentas más intensas, brindándonos la fuerza interior necesaria para superar obstáculos y aprender de las adversidades. Nos ayuda a mantenernos enfocados en nuestras metas a largo plazo y a superar obstáculos con serenidad y éxito.

Ganar bienestar emocional

El propósito está estrechamente vinculado al bienestar emocional. Las personas que viven de acuerdo con su propósito tienden a experimentar niveles más altos de satisfacción y felicidad. Este sentido contribuye a una mentalidad positiva, lo que a su vez influye en la gestión del estrés y la ansiedad.

Vivir con motivación y la pasión    

Encontrar un propósito en tu carrera profesional unido a tu propia vida, te infunde una pasión que va más allá de simplemente ganar un salario. Cuando tu trabajo está alineado con tus valores y metas personales, encuentras una motivación intrínseca que impulsa tu rendimiento y creatividad. Aunque no sepan mantenerte motivado en tu trabajo. De esta manera sabrás enfocarte no en los obstáculos sino en los pasos que vas a dar para realizar los cambios que necesitas.

Crecer en productividad y rendimiento.

La conexión con tu propósito en el trabajo aumenta tu compromiso y dedicación. Esto se traduce en una mayor productividad y rendimiento laboral, ya que estás más dispuesto a invertir tiempo y esfuerzo en tareas que tienen un significado personal para ti.

Crecimiento profesional sostenible.

 La satisfacción y el crecimiento sostenible en tu carrera están estrechamente vinculados al propósito. Buscar oportunidades que estén alineadas con tus objetivos y valores profesionales te permite avanzar de manera más significativa y cumplir con tus aspiraciones a largo plazo.

Ya sea que busques logros profesionales o la vida en general debes construir un puente sólido que te lleve de desear a lograr.

El coaching puente hacía tu ikigai

Encontrar tu propósito es una tarea que necesita de apoyo. Es un viaje de autodescubrimiento que necesita de una guía experta a la hora de indagar en tus pasiones, valores y habilidades para identificar los elementos esenciales para descubrir y enfocarte en encontrar y desarrollar tu ikigai.

Este viaje necesita de objetivos claros y metas realizables que te permitan crear un mapa completo que te guíe. Con una buena base en función de tu identidad, personalidad, capacidades, emociones y potencialidades. Aprendiendo a utilizar recursos y herramientas valiosos para realizar un mapa claro para tu éxito.

Todo camino tiene barreras y obstáculos. Identificar y superar obstáculos, ya sean internos o externos, es esencial para avanzar. Un coach te proporciona las herramientas para hacer frente a estos desafíos evolucionando y ajustando tu enfoque a medida que creces personal y profesionalmente. Ya habrás encontrar tu Ikigai es descubrir una herramienta poderosa en el arsenal del desarrollo personal, ya que te guía hacia una vida más significativa, plena y feliz . Al explorar y abrazar tu Ikigai, no solo descubres tu propósito, sino que también te embarcas en un viaje continuo de autodescubrimiento y crecimiento personal.  Es un viaje que vale la pena emprender, ya que te guiará hacia una vida plena, satisfactoria y auténtica. Encontrar tu propósito es el primer paso hacia el logro de una conexión más profunda contigo mismo y con el mundo que te rodea.

¡Atrévete a explorar y descubrir el propósito que dará forma a tu vida! Feliz vida Vasalia.

Deja un comentario

Abrir chat
¿En qué puedo ayudarte?
Hola desde Vasalia te damos la bienvenida.
¿En qué podemos ayudarte?